Córdoba.- Más de 300 familias asentadas en al menos siete colonias y a lo largo de las riberas de los ríos San Antonio y Seco se encuentran en riesgo ante posibles deslaves e inundaciones por las lluvias torrenciales pero rechazan dejar sus casas para ocupar algunos de los cinco albergues previstos.

Ante la llegada de la tormenta tropical "Danielle" que puso en alerta roja al Estado, el jefe de Protección Civil, Carlos Basáñez Limón, reconoció que tanto en laderas de cerros, ríos y arroyos de respuesta rápida que cruzan la ciudad, hay alerta preventiva.

Así como en las colonias: Lázaro Cárdenas, ex vía del Huatusquito, Carranza, Colorines, La Sidra y comunidades como San Rafael Calería y El Bajío.

Admitió que hay renuencia para ir a un albergue por temor de ser víctimas de la delincuencia, lo que "inutiliza" los puntos fijados para recibir a damnificados que resulten del fenómeno.

"La recomendación es que se vayan a los albergues, aunque avanza la tormenta y la amenaza de fuertes lluvias, no aceptan irse por la inseguridad, piensan que van a perder sus bienes, porque no hay policías que resguarden sus casas", expresó.

Los albergues que están listos son coordinados por el DIF: el Albergue Nocturno Córdoba (ANCO) en la calle 13 y el ex edificio del DIF, en la avenida 5, entre calles 3 y 5.

Aunque de acuerdo al coordinador regional de Protección Civil, Carlos Mendoza Aguilar, el Municipio tiene previstos 5, que incluyen los gimnasios El Mexicano y el San José, y el centro cultural La Capilla.

Sin embargo, coincidió en que de negarse a dejar sus casas, al resistirse a mudarse temporalmente a alguno de los 55 albergues que esa dependencia tiene planificados para ocuparse en los 12 municipios a su cargo.

"El antiguo DIF de Córdoba está pensado para llevar prioritariamente a mujeres y niños, otro punto pensado en caso extremo es ocupar la escuela de paramédicos de la Cruz Roja en la calle 7; el problema es que la gente prefiere no salirse y que uno les lleve a su casa las colchonetas", expresó.

Dijo que el Gobierno estatal advierte a municipios de pronósticos climáticos para que en marzo, abril y mayo se prevengan ante ciclones y huracanes que este año es de actividad eléctrica.

"La recomendación es quedarse en casa lo más posible porque cuando se suspenden clases no es para irse de paseo, es un tema que debe tomarse en serio", enfatizó.

Ana laura de la luz/El Mundo de Córdoba