Entre ocho y 15 días sin agua potable llevan unas dos mil familias de la localidad de San Rafael Calería, así como unas cinco unidades habitacionales más de la zona noreste de la ciudad. Hidrosistema de Córdoba informó que una fuga detectada en San Isidro Palotal ocasionó los desperfectos.

Los habitantes de San Rafael Calería acusaron que el martes, tras varios días sin servicio, pidieron abasto de pipas a la paramunicipal, pero no obtuvieron respuesta positiva.

“Aquí tenemos ocho días sin agua, pero hay otras casas donde llevan hasta 15. Algunos dicen que se quemó la bomba, otros que hay fugas, pero la oficina de Hidrosistema no nos ha informado nada”, comentó Julia González Solís, de Calería.

La inconforme destacó que aunque el agua debe llegarles los días lunes, miércoles y viernes en horarios de 11:00 a 17:00 horas, por lo menos ayer las mangueras de su casa estaban secas.

“La suspensión nos tomó por sorpresa y no pudimos almacenar agua potable”, remarcó el ama de casa.

Para mitigar la escasez del líquido y realizar sus actividades básicas, algunas mujeres y varones de San Rafael Calería caminaron hasta 800 metros para acarrear agua de un pozo.

“Ayer pedimos la pipa pero nos dijeron que ya estaban trabajando en la repación, que tendríamos que esperar”, indicó la señora Dorotea Romero Sánchez.


Algunos usuarios mencionaron que en su desesperación por tener limitado el servicio, muchos optaron por no pagar el servicio, de 800 pesos aproximadamente.

La suspensión del servicio, aseguró Hidrosistema de Córdoba, afectó colonias como Santa Elena, La Reforma, La Palma y fraccionamiento San Isidro y Las Margaritas.

De igual manera se resintió la escasez de agua en las localidades de Guadalupe Barreal, San Rafael Calería y San Isidro Palotal.

Desde hace una semana, El Mundo solicitó al departamento de Comunicación Social de Hidrosistema de Córdoba, un informe en torno a las colonias que sufren escasez de agua y de las que se integrarán al sistema de tandeo, pero la información no ha sido otorgada.

Ayer, tras las denuncias ciudadanas, el departamento se vio obligado a informar de que una fuga en Palotal había dejado sin agua a varios puntos de la ciudad.


Noé Carrillo Molina

El Mundo de Córdoba