II AVC


México.- El auditor general de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Juan Manuel Portal, confirmó que Veracruz sigue siendo la primera entidad con el mayor número de observaciones en el manejo financiero del 2015, ante el desvío de fondos públicos, “no mejoró”.

En conferencia de prensa, posterior a la entrega del Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2015, afirmó que los ex secretarios de finanzas, ex contralores y ex tesoreros, son corresponsables del mal manejo de los fondos públicos que ha generado denuncias por más de 35 mil millones de pesos hasta el 2014.

Afirmó que en Veracruz no se dio el subejercicio de fondos públicos pues todo el dinero se desvió a otras cuentas y se gastó sin un control, reconoció que difícilmente se podrá recuperar los más de siete mil millones de pesos que se observaron y de los cuales se pidió la recuperación.

Dijo que en este momento es más preocupante la capacidad que puede tener el gobierno para hacer frente a los pasivos, que la preocupación de regresar a la tesorería federal los fondos observados, ante la crisis financiera del Estado veracruzano.

Por todo ello pidió al titular del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Antonio Portilla Vázquez, dar un seguimiento especial a las denuncias que ha presentado para garantizar que al menos los responsables de los desvíos terminarán en la cárcel o de ser posible, se promueva el reintegro de los fondos.

Cuestionado por el ranking de la entidades con mayores observaciones, señaló: “En términos generales las que tiene más observaciones acumuladas y en la cuenta pública 2015 y con mayores complicaciones son: Veracruz, Chiapas, Estado de México, Jalisco y Michoacán”.

El auditor general, quien evitó hablar sobre una posible reelección al cargo, aseguró que sin duda este año se presentarán nuevas denuncias contra el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, quien está prófugo de la Justicia.

Comentó que la mayoría de los estados, más del 60 por ciento, disminuyeron los montos observados, especialmente porque ya no están a cargo de los recursos de la nómina educativa y porque las retenciones a terceros, como el Issste y el Infonavit, se les descuenta de lo que se transfieren.