Uno de las más poderosas y destructivas armas de uso masivo, se encuentra justo abajo de tu nariz y Es nuestra boca, más específicamente, nuestra lengua. Con ella puedes causar enormes daños, no sólo a los demás, sino a ti mismo.

Podríamos preguntarnos, “¿Lo que digo en realidad tiene un impacto tan grande?” la respuesta es Sí!

En las escrituras sagradas como La Biblia afirma incluso que la vida y la muerte están en poder de la lengua. (Proverbios 18:21)

Por eso en el uso de poder de la mente en forma positiva a través de la ley de atracción, tenemos que entender cómo funciona esto, es de suma importancia. Día a día somos bombardeados con estímulos negativos, malas noticias del mundo que nos rodea.

A pesar de que no somos conscientes de esta manipulación mental, eso produce el 95% de nuestro pensamiento negativo en nuestra mente subconsciente.

El subconsciente absorbe día tras día esos estímulos aunque no somos conscientes de que así esta sucediendo.

Estos pensamientos negativos que con el paso del tiempo se van fortaleciendo vienen a nuestra mente de forma automática, no podemos dejar de pensar en ellos.

Sin embargo, cuando comenzamos a estudiar nuestra mente con el uso de la ley de atracción podemos optar por recibirlos o no.

Cuando llegamos a ese punto de observación, cuando dedicamos unos minutos de nuestro día para ser conscientes y observar que pensamientos dominantes prevalecen en nuestras vidas, estamos en el camino correcto para cambiar nuestra vibración mental subconsciente por una vibración positiva de atracción.

Si usamos el poder de nuestra mente a nuestro favor, todavía podemos analizar la información y decidir si aceptamos o no.

Por ejemplo, un hombre o una mujer están buscando un trabajo y recibe una oferta interesante. Él expectante va a su primera entrevista y en el camino, en su mente se cruzan todo tipo de pensamientos: ¿Estoy capacitado/a? ¿Puedo hacer esto? ¿Habrá otros que son mucho mejor que yo? Tal vez no soy el indicado/a ... , etc.

Si este hombre o mujer permite que esos patrones negativos atracción de pensamiento inunden su mente consciente y se vuelva un pensamiento dominante, muy pronto se fortalecerán convirtiéndose en un pensador negativo, y manifestando esa realidad en su vida.

Por otra parte, si el mismo hombre o mujer cuando observan su mente son conscientes que los pensamientos negativos los invaden y en ese momento comienzan con la repetición de afirmaciones positivas, van a impedir que esos pensamientos negativos se vuelvan y emitan las ondas de atracción negativas, sus mente estarán programándose para el éxito, porque estamos diseñados para ser lo que pensamos que somos.

Ahora, Tú no puedes conducir los malos pensamientos de tu cerebro y forzarte a tener buenos pensamientos. Así no funciona la ley de atracción, llevamos años de condicionamientos, estímulos sociales negativos, que están arraigados en nuestro subconsciente, cambiar esos patrones es un trabajo de disciplina diario que te llevara un tiempo de entrenamiento hasta poder dominarlos y sustituirlos por estructuras de pensamientos positivos.

Y aquí es donde entra en juego la lengua, la programación neurolingüística, la única forma en que puedes sustituir a los malos pensamientos negativos y limitantes, o aceptarlos es mediante el uso de la lengua.

La persona en el mismo ejemplo que hemos estudiado anteriormente podría comenzar a vocalizar sus temores: Oh, sí, probablemente no me llamen, estoy demasiado esto o aquello para este trabajo. Además, no creo que estar suficientemente capacitado suficiente... , al manifestar con las palabras esos pensamientos negativos y limitantes , lo estará decretando y así se manifestara en su vida.

Esta persona ya lo ha decretado, entonces así será, en su vida . Ha perdido la batalla aun antes de empezar.

El poder de la palabra unida a sus pensamientos dominantes ha programado el fracaso, porque ha optado por aceptar esos pensamientos negativos.

La buena noticia es que, al igual que el poder de la palabra es poderosa para maltratar y destruir, también tiene un gran poder si se usa en forma positiva para construir patrones de éxito.

Dios, el Creador, nos doto de esta poderosa herramienta para crear o destruir. La fe es creer en lo que no se puede ver, el sonido no se puede ver, la energía de vida (ki) no se puede ver, el amor no se puede ver, las cosas más importantes de nuestra vida solo la sentimos , casi muy pocas se pueden ver.

Así que, si te encuentras con una situación difícil en tu vida, hablar de tu problemas una y otra vez solo manifestara esa vibración en tu vida, observa tu mente y comienza el cambio hacia lo positivo, comienza hablar de lo bien que te sientes y lo bien que te va en la vida, y sostén en el tiempo este entrenamiento positivo y te sorprenderás con los resultados.

De esta manera, pones en movimiento el mecanismo más poderoso usando el poder de tu mente para crear vibraciones positivas, alejándote de los estímulos negativos recibidos día tras día por el entorno en el que vivimos y el resultado de tu esfuerzo será la victoria, no la derrota.


UNA MEJOR MANERA DE VIVIR

Tere Gómez


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz