La felicidad es una práctica. Es un camino que sigues todos los días. Un estilo de vida.


Aún así, no tienes por qué pensar que el camino hacia la felicidad tiene que ser difícil. De hecho, usualmente son las cosas simples las que más funcionan para hacerte más feliz.


Hoy te compartimos una práctica de 4 cosas para hacer todos los días que te puede cambiar la vida en un corto tiempo. Puede ser que te cueste creer que con solo seguir estas prácticas vas a incrementar tu felicidad, pero el secreto está en repetición y la consistencia.


Así programarás en tu mente el hábito de sentir y buscar más felicidad. ¿Listos? Bien, sigamos... Lo primero que debes hacer es conseguir un diario en donde escribir. Luego, anota lo siguiente:


1. “Siento gratitud por...” (al empezar tu día, anota tres cosas por las cuales sientes gratitud) Es imposible sentir gratitud y depresión o ansiedad al mismo tiempo. Cuando sientes aprecio y agradecimiento tu mente está enfocada hacia los aspectos positivos en la vida y por consiguiente buscará darte más de eso todos los días.


2. ¿Qué cosas harían que hoy fuese un gran día? (También, responde esta pregunta al empezar tu día). Esto entrena a tu mente a buscar aquellas cosas que te hagan feliz.


Si empiezas tu día bien, las cosas seguirán fluyendo y tu mente se ocupará de acomodar cómo percibes tu realidad de la mejor manera.


3. Antes de irte a dormir, apunta tres cosas buenas que te sucedieron durante tu día. Si empezaste el día bien, lo has de terminar bien también. De eso se trata este paso.


Cuando cierras el círculo de gratitud al final del día, estás eliminando cualquier pensamiento negativo que puedas haber tenido durante el día. Esto también te ayudará a dormir mejor.


4. Lo último que debes hacer es responder a la pregunta: ¿Qué hubiera podido hacer hoy mejor? Tu mente es fascinante. Puedes usar tu imaginación para cambiar cómo percibiste los eventos que surgieron durante el día.

Los puedes hacer más positivos o felices en tu mente y en realidad no tu cerebro no sabe hacer la diferencia entre un evento imaginado y uno real.

Esos son los 4 pasos, fáciles, ¿verdad? Recuerda que la práctica hace al maestro entonces debes de ser consistente con lo que haces, haz este ejercicio mínimo una semana y luego sigue adelante.

Tu Mundo es como tu eres“

obsérvate y compruébalo,

y cuando lo aceptes,....

busca el cambio.


UNA MEJOR MANERA DE VIVIR

Tere Gómez


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz