A la vista de un día hermoso, los padres de los pequeños graduados de un conocido kínder de la ciudad, aprovecharon para llevar a cabo una amena convivencia, realizando una comida especial para celebrar a los chiquitines quienes se vieron rodeados de sus amiguitos y familia, quienes con gusto compartieron con ellos el pequeño paso que dan sus hijos graduados.

Muy orgullosos, los papás asistieron vestidos de una manera original en la que manifestaron la alegría de sus pequeños que terminaron el kínder, pues portaron camisetas cuyo mensaje decía “Papá del graduado” o “Mamá del graduado”, le dieron un toque especial al festejo, sin mencionar que los apapachos y abrazos con cariño no tardaron en manifestarse en el transcurso de la gran celebración.

Gozando de los rayitos del sol, mientras que los padres degustaron deliciosos platillos, los pequeños se propusieron divertirse al máximo y entre columpios e inflables, entre saltos y risas, la tarde se resumió en algo perfecto donde la sana convivencia dejó un recuerdo memorable para todos.

 

Ana Paola Guzmán

El Mundo de Córdoba