Córdoba. Es papá aquél que todo hijo mira con ojos de admiración, aquélla figura que siempre les brindará seguridad, y aquél héroe que no

necesita más poderes que el de darles amor, es papá a quien se debe agradecer por esos instantes de juego y complicidad en travesuras, por ello, con el festejo del día del padre tan próximo, Keystone organizó una mañana de festejo en la que padres e hijos lograron reforzar lazos a través de diversas actividades y juegos en los que la felicidad y diversión compartida fue lo primordial, convirtiendo la mañana en un lindo recuerdo.

Los pequeñines de primaria gozaron de la compañía de sus papás, quienes dejaron el trabajo por un día a cambio de pasar un divertido momento con sus hijos, y vaya que valió la pena, en pants y con la ropa más cómoda, todos los padres llegaron puntuales en mano de sus pequeños l campo de la institución, comenzando por aquellos juegos fáciles y terminando exhaustos por tantas actividades que realizaron en el transcurso de la mañana, entre abrazos, risas, besos y toda manifestación de amor, los niños no se separaron de sus papás ni un instante.

Posteriormente, llegó aquel momento conmovedor, donde los padres reconocieron que el formar un hijo es algo más que la educación, es también compartir sus pequeños y grandes logros, es hacerlos reír y es siempre estar ahí para darles ese gran abrazo.

Las maestras con organización previa quedaron satisfechas por el éxito del evento y preparan premios para los chiquitos y sus padres, medallas que dan por hecho que papá siempre será un campeón para su hijo, y alrededor del mediodía, los pequeñines se fueron en brazos de sus papás para continuar disfrutando de su compañía y seguir con el festejo.

Ana Paola Guzmán

Foto: Giovan, Gianna y Ciara de Debernardi disfrutaron el evento.