Después de años de convivencia, se ha convertido en toda una costumbre cumplir con la cita mensual de asistir a la reunión. Pues toda una colección de mañanas divertidas e inolvidables poseen las distinguidas damas pertenecientes a Escuela de la Fe, que como ya es sabido, además de sus actividades voluntarias, suelen reunirse cada mañana a fin de mes para disfrutar de la bella compañía de sus queridas amigas.

En esta ocasión, la anfitriona en turno, Evita Fernández de Linares compartió con su círculo de amigas en un conocido restaurante de antojitos de la ciudad, donde las presentes degustaron deliciosos platillos mexicanos con un toque de sazón casero que les provocó gran disfrute en su paladar, sin mencionar las charlas divertidas y el grato momento que todas juntas pasaron.

Siempre gentil, Evita Fernández se encargó de ser una anfitriona a gran detalle al mantenerse al tanto de sus invitadas y de sus bellas hijas, Adriana e Irene Linares, quienes se encontraban de visita en la ciudad cordobesa y lograron formar parte de una mañana más de colección.


Ana Paola Guzmán/El Mundo de Córdoba