El ser Mamá no ha sido impedimento para hacer ejercicio y practicar deporte. Angie Garibay se levanta todas las mañanas a llevar a su hijo a la escuela y después se dirige al lugar que es su terapia y una manera en que se siente libre y que además le ayuda a socializar.

Angie nos cuenta que nunca había hecho ejercicio pero decidió darle un giro a su vida y fue hace 3 años que inició, primero cambiando su alimentación, bebiendo jugos naturales y lo complementó corriendo todas las mañanas, hasta que tiempo después se inscribió en el gimnasio.

Ahora, su pasión es el Crossfit y le dedica 5 días a la semana de una hora diaria.

Angie comparte que el ejercicio le ha ayudado a ser una persona disciplinada y se convirtió. Cuenta que, por ejemplo, cuando está enojada, triste o si tiene algún problema, lo canaliza en el ejercicio, como una manera de desahogarse.

Para ella,. ser una persona constante es la clave para tener éxito en cualquier aspecto de la vida, pero en el ejercicio es vital para que se note el cambio.

Su comida favorita es la carne, los cortes le fascinan, le encanta comer tacos y hamburguesas, pero sin dejar de comer sano, ya los define como “placeres pulposos”.

Angie recomienda practicar Crossfit, ya que cualquier persona puede hacerlo y que todo es escalado y si eres constante con el tiempo tu cuerpo puede hacer muchísimas cosas, ayuda a tener movimientos funcionales y “el plus de este deporte es que te ves mejor y te sientes mejor”, dice.

En sus ratos libres, la joven mamá sale con sus amigas y ayuda en el negocio familiar.


FRASE: “Disfruta el proceso y amarás los resultados”.


RECETA

Recomienda comer Avena ya que es saludable y no engorda


EMMANUEL BASILIO

DIARIO EL MUNDO

BENJAMÍN CRESPO