Los Ángeles.- "Tú también flotarás", es una frase que eriza la piel a los aficionados del horror.

Pertenece a It, o Pennywise, el terrible villano de "It (Eso)", la novela que Stephen King publicó en 1986 y tuvo una adaptación a miniserie en 1990, mítica por la actuación de Tim Curry.

Ahora, de la mano del sueco Bill Skarsgård, quien interpreta al monstruo, el director Andy Muschietti la pone al día la pesadilla en It (Eso), cuyo estreno en Estados Unidos rompió todos los récords del género.

"Es una historia fascinante, de amor, de amistad, de horror. Yo la leí como a los 13 años y me sentí muy identificado porque tenía la edad del Club de los Perdedores", explica Muschietti.

Es el verano de 1989, en Derry, Maine. Hay toque de queda y las familias están en guardia pues hay una oleada de niños desaparecidos.

La razón de la violencia en el pueblo es It, una maldad cósmica ama presentarse bajo la forma de un maniaco payaso ancestral y aterroriza a unos chicos conocidos como el Club de los Perdedores.

Así que Bill, Beverly, Ben, Mike, Richie, Stan y Eddie, a la vez que intentan librarse de los matones de la escuela que los acosan, deberán hallar fuerza en su amistad para enfrentarse a un ser que encarna sus peores temores.

"La miniserie original traumó de por vida a un amigo. Admiro la actuación que allí hizo Tim Curry. Tiene momentos fenomenales. Pero desde que audicioné, sabía que quería hacer algo totalmente distinto.

"Junto con Andy, creamos un personaje que respeta la esencia del libro, pero por otro lado trae una cosa nueva al carácter de Pennywise: es impredecible", señala Skarsgård.

Muschietti (Mamá) opina que quien adapta a King enfocándose sólo en los sustos comete un error, así que uno de los grandes retos del filme fue juntar a un Club de los Perdedores entrañable.

"La primera vez que vi a Sophia Lillis (Beverly), sólo pude decir la palabra: 'estrella'. Es cautivadora. A Jeremy Ray Taylor (Ben). le quería dar un abrazo", ejemplifica el productor Seth Grahame-Smith.

It (Eso) fue rodada con un presupuesto de 35 millones de dólares en locaciones reales en Canadá, con la excepción de las cloacas donde los Perdedores buscan combatir a Pennywise, que fueron reconstruidas.

Si bien esta adaptación no contiene los momentos más transgresores en materia sexual de la novela, sí mantiene su ADN violento, por lo que se le otorgó una clasificación R (B-15 en México).

"Parte del estilo de Stephen King son esos vaivenes tonales, puede tener momentos divertidos, naif, y después estás en la escenas terroríficas, intensas y sangrientas", explica Muschietti.

La cinta llega a la pantalla 27 años después que la miniserie, mismo periodo en duerme Pennywise entre cada ciclo asesino.. y mismos años que ahora tiene su intérprete, Skarsgård.

ASÍ LO DIJO

"Al trasladar la historia a los 80, quisimos que las encarnaciones de It no sólo fueran monstruos, sino interpretaciones de traumas de la infancia. Hay allí una traducción de un terror mío, que es una pintura".

Andy Muschietti, Director