Dos sirios y un iraní fueron detenidos hoy en el aeropuerto de Orlando, en Florida (EE.UU.) por oficiales de inmigración, tras el veto temporal a la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana decretada por el presidente Donald Trump, informó un congresista.

Según el legislador demócrata Darren Soto, dos personas provenientes de Siria y un pasajero de Irán fueron detenidos en la mañana de este domingo por oficiales de Inmigración en el Aeropuerto Internacional de Orlando.

El representante por Florida en la Cámara baja explicó a medios locales que el ciudadano originario de Irán cuenta con una tarjeta de residente permanente ("Green card") y vive en la localidad de Oviedo, en el centro de Florida.

Soto conversó hoy en el aeropuerto con familiares de los otros dos detenidos, una pareja proveniente de Siria que tiene hijos residentes en EE.UU.

Según el diario Orlando Sentinel, Elias Habbabeh, uno de los hijos de la pareja y ahora un "arrepentido seguir de Trump", dijo que sus padres llegaban por primera vez a EE.UU. tras haber obtenido en Siria sus permisos de entrada al país.

"¿Si no eres una mala persona y no tienes antecedentes porque no podrías entrar?", se preguntó Habbabeh en declaraciones al diario.

El ingeniero químico iraní Maysam Sodagari publicó en su cuenta de Facebook que hoy fue detenido y minutos después liberado por oficiales de Inmigración en el puerto de Everglades, en el sur de Florida, cuando retornaba de un crucero desde México.

Sodagari, que según sus cuentas en redes sociales vive en San Francisco (California), posteriormente publicó una foto en la que señaló que ya se encontraba "libre para volver a casa".

Unos 500 manifestantes, de acuerdo con la Policía local, protestaron en el interior del aeropuerto de Orlando contra el veto temporal a la entrada en EE.UU. de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, sin que se hayan registrado incidentes ni detenidos.

La marcha es una de las varias manifestaciones que se han realizado desde el sábado en diferentes ciudades del país para rechazar el decreto ejecutivo firmado el pasado viernes.

Dicha orden suspende también la concesión durante 90 días de visados a siete países de mayoría musulmana con historial terrorista -Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán- hasta que se establezcan nuevos mecanismos de escrutinio.

En el aeropuerto de Miami, unas 200 personas, según portavoces del aeródromo, expresaron también su repudio al veto, así como a la orden ejecutiva firmada por Trump que autoriza la construcción de un muro en la frontera con México.

AGENCIAS/Foto ilustrativa: DEPOSITPHOTOS