Pasar más de una hora haciendo fila bajo los intensos rayos del sol tiene la recompensa de acceder a la librería flotante más grande del mundo. El barco Logos Hope ancló en el Puerto de Veracruz, trayendo consigo cientos de títulos en inglés y español. 

Pisando la nave te espera una bienvenida donde te indican el camino a la librería, cafetería o bien, al módulo de información para acceder a otros eventos como obras de teatro. Un paso más y estarás frente a una verdadera biblioteca flotante. 

Ahí puedes tomar cualquier libro que llame tu atención. Leerlo, hojearlo, olerlo y de una vez ponerlo en tu canasta de compras.

Logos Hope es una oportunidad de conocer nuevos autores y títulos, pues en sus anaqueles no hallarás obras de escritores latinos. Logos Hope es arriesgarte a tomar un ejemplar desconocido.

En este laberinto de libros también vas a encontrar decenas de ediciones de la Biblia, por si eres amante del tema de la religión seguro te va a interesar explorar esta sección de Logos Hope, que se complementa por muchos títulos de Vida Cristiana para niños y adultos.

Ya hablando de niños, la visita a este barco es una excelente idea para que inicies a los más pequeños en el mundo de la lectura. Aquí encontrarás gran variedad de cuentos y libros para colorear.

Si eres un comprador compulsivo de libros no te preocupes por el costo, encontrarás ediciones de 40 pesos en adelante, seguro te alcanza también para un souvenir del Logos Hope.

En la librería no hay límite de tiempo para que puedas disfrutar, sin embargo, ten en cuenta que afuera hay mucha gente haciendo la larga fila para poder entrar. Una vez que decides a abandonar la sección, encontrarás una travesía por la que llegarás a la cafetería, donde podrás degustar un aperitivo.

¿Crees que fue poco? Pregunta en el módulo de la salida sobre los eventos que Logos Hope tiene para ti.

Aún tienes tiempo de vivir la experiencia, pues esta atracción permanecerá anclada al Puerto de Veracruz hasta junio próximo. Ahí tienes la oportunidad de interactuar con gente de otros países, ya que a bordo de Logos Hope laboran hasta 400 personas de más de sesenta países.

De la redacción