“Me siento como en el principio del cine, como los (hermanos) Lumière en Francia o Hollywood en el cine mudo”, aseguró el actor en entrevista.

Con 70 años y casi 50 en la industria audiovisual, Englund parece un niño con zapatos nuevos al hablar de “Campfire Creepers”, una producción que narrará leyendas urbanas y de terror en realidad virtual y con visión de 360 grados, y que actualmente está grabando en Madrid (España) con el cineasta francés Alexandre Aja.

Aunque en este nuevo recorrido no va a dar vida a ese mítico personaje que apareció por primera vez en “A Nightmare on Elm Street” (1984), el intérprete adelantó que será “un viejo hombre de los bosques que recolecta cabezas”, una leyenda urbana que los espectadores podrán ver alrededor de una hoguera.

Porque ese es el concepto de este nuevo proyecto que está dirigiendo: utilizando nuevas técnicas de grabación, la serie se sitúa en un campamento de verano donde los niños cuentan historias de terror alrededor del fuego en la noche.

“Campfire Creepers” es una producción de realidad virtual de la empresa tecnológica Oculus con Future Lighthouse y constará, de momento, de dos episodios -Englund saldrá “de momento” solo en uno-, el primero de los cuales se estrenará en otoño de este año en exclusiva dentro de Oculus Store.

Aunque para el resto de posibles capítulos de esta antología, las referencias remiten directamente a los ochenta, años dorados de Freddy Krueger y de otras producciones como “Tales from the Cript, “Poltergeist” o “Friday the 13th”, para dar una vuelta a esas historias y narrarlas con realidad virtual, algo “pionero” para Englund.

“Este proyecto es totalmente nuevo. Es la primera vez que se hace realidad virtual para una historia, para una narración. No es realidad virtual surfeando, ¿sabes? Es contar una historia”, explica, sobre esta producción en la que los inesperados sonidos también jugarán un papel importante para aterrar a 360 grados.

No oculta su excitación por formar parte de un proyecto de estas características: “Cada minuto aprendemos algo nuevo. Es como el principio del cine, como los (hermanos) Lumière en Francia o Hollywood en el cine mudo”, comenta.

“Estoy muy contento de estar aquí. Y estoy trabajando con uno de mis directores favoritos, Alex Aja, que simplemente es maravilloso”, alaba el estadounidense sobre el cineasta de títulos como “Horns”.

Con 70 años y más de 75 largometrajes a su espalda tras debutar en “Buster and Billie” en 1973, Englund dice que ya “no va a ser una estrella de nuevo”, aunque se muestra “agradecido” de todos los proyectos que tiene entre manos.


EFE