La serie de ciencia ficción que fue un boom en los sesenta, regresa a la pantalla chica bajo una versión mucho más moderna.

Se trata de Perdidos en el Espacio, la cual mantiene su premisa original, pero tiene algunos elementos adaptados para atraer a un público infantil y juvenil actual, como cambios en los roles de género y tecnología realista utilizada para viajar por el espacio.

En los 10 episodios de esta primera temporada destaca la espectacularidad en los efectos especiales que fueron dirigidos por Neil Marshall (Game of Thrones), y a diferencia de su primera versión que era filmada en un set, ésta apuesta por escenarios naturales tanto de bosque como nieve, para dar verosimilitud a la serie.

La trama gira alrededor de la familia Robinson (Toby Stephens, Molly Parker, Mina Sundwall, Maxwell Jenkins y Taylor Russel), la cual es convocada para ser los primeros en fundar una colonia en el espacio ya que la Tierra se ha vuelto inhabitable; no obstante, en el viaje son desviados hacia un planeta hostil con presencia alienígena.

La crítica especializada la ha calificado bien, en su mayoría, aunque hay algunos medios que extrañan la versión original de 1965.

"Encuentra maneras de mostrar lo encantadora y adorable que es esta familia. Es el tipo de serie que necesitábamos desesperadamente en el panorama televisivo actual", publicó la revista Forbes.

"El reboot deja de lado los elementos principales que gustaron de la serie original", mencionó por su parte el blog de noticias Mashable.

Perdidos en el Espacio ya está disponible en Netflix

Agencia Reforma