II Reforma


Maite Perroni es una diosa en Brasil. Por ello, arrancó su “Tour Love 2016” en tres principales ciudades de Brasil la semana pasada, y sigue dando pasos agigantados a la conquista de nuevos mercados.

Esta gira la llevará en agosto a España, y promete traerla a México antes de terminar este año, pues sigue afinando los últimos detalles de su segundo disco.

Ayer se lanzó “Adicta”, su primer sencillo, en plataformas digitales y el 1 de agosto sonará a nivel nacional en la radio.

“Recibí un tema de Claudia Brant, otro de Saga (White Black), quien es el productor de Nicky Jam y el compositor de ‘El Perdón’, tengo un tema de Ettore Grenci y también temas de Koko (Stambuk)”, adelantó Maite sobre el disco aún sin nombre ni fecha de lanzamiento.

El domingo comenzó su gira internacional en Sao Paulo, y siguió por Curitiba y Río de Janeiro, donde la cantante de 33 años fue recibida como una gran estrella y estrenará en dicho país su novela La Gata.

“Mi mayor éxito es ser feliz haciendo lo que más me apasiona, tener la fortuna de dedicarme a lo que he soñado y poder contar con la gente más importante hasta el día de hoy”, confiesa Maite Perroni.

“Gracias a cada una de las sonrisas que se sumaron a este increíble inicio de ‘Tour Love 2016’. Saben lo importante que son para mí”, escribió en sus redes sociales para agradecer el cariño de sus fans.


Su equilibrio

Aunque para su vida personal es muy discreta, Maite no oculta la complicidad que tiene con el productor Koko Stambuk, con quien tiene una relación de más de tres años.

“Es muy importante cuando puedes compartir con alguien a quien admiras, pero que al mismo tiempo es una persona que es cómplice, solidaria y que está presente de una forma que te hace sentir fuerte, que te hace también creer en ti, y eso es muy bonito”, platica.

“Eso es fundamental en una relación, que ambas partes sumen, se empujen para seguir adelante y que se puedan admirar, y a partir de la admiración viene el amor, el respeto y muchas otras cosas”.

La pareja, que trabajó en Eclipse de Luna, primer disco de la cantante, e incluso en este próximo álbum, nunca ha deseado sacar provecho de su amor ante la prensa, simplemente viven su amor al máximo.

“No somos personas que estemos constantemente buscando un momento de presencia pública, pero tampoco nos peleamos con nadie de nuestros compañeros que se dedican a eso (paparazzi), porque entendemos que a eso se dedican pero no por eso quiera decir que nosotros lo deseemos o queramos estar ahí”, explica Maite.

“Con respeto nos mantenemos al margen y de esa forma también hemos mantenido nuestra privacidad todos estos años, que ya son bastantitos. Nos hemos mantenido como en un perfil muy bajo, donde existe nuestra relación, no hay nada qué esconder, no hay nada malo alrededor”.