Ciudad de México.- En un salón lleno de árboles de cerezo en flor, Kim Kardashian celebró este sábado su tercer baby shower, donde anunció que espera a una niña para enero de 2018, publicó People.

Al evento acudieron sus hermanas, madre y otras famosas quienes, junto con sus dos hijos, North y Saint, tomaron té en lo que parecía un bosque rosa encantado.

La temática fue "Té para Tres", por tratarse de su tercera descendiente, y Kim aprovechó para regalar a los invitados perfumes de su nueva línea KKW Beatuy, que se estrena este miércoles.

A pesar de que su marido Kanye West no asistió al festejo, la socialité y sus invitados compartieron a través de redes sociales lo bien que se la estaban pasando en el bosque techado.

También mostraron sus atuendos, siendo el más tierno el de su hija mayor North West, quien vistió un kimono rosa, pantuflas blancas y dos hairbuns al estilo oriental.

La pareja West espera a su tercera hija a través de un vientre de alquiler, debido a que Kim sufrió complicaciones de salud en su último embarazo.

Reforma