Amatlán.- Derechohabientes de la clínica del IMSS de Paraje Nuevo evidenciaron que para recibir consulta médica llegan desde la madrugada, pues únicamente cuentan con un médico.

Pacientes se ven obligados a llegar a apartar cita desde de las tres de la madrugada, pues de lo contrario quedan fuera, ya que se les brinda prioridad a quienes programaron consulta, denunció Francisco Corona García.

Luego de 8 horas de espera, la única doctora de la clínica, Ivette Muñoz Cruz le recetó un antibiótico para una herida en la mano, pues dijo carecer de recursos para ir con particulares.

“En la madrugada la gente llega a apartar lugar y únicamente entregan tres fichas, los demás son personas que sacaron cita por Internet, el problema es que llega gente de la sierra que no sabe usar una computadora, todos ellos se quedan fuera”, señaló una inconforme.


Antonio Arragán

El Mundo de Córdoba