Fortín.- Tras la serie de manifestaciones que se han dado en la semana por la colocación de antenas de telefonía móvil, el jueves tocó a los habitantes de la colonia San José llegar al Palacio para manifestar su inconformidad por la colocación de una en la calle Insurgentes esquina Alfredo Bonfil, tachando a las autoridades municipales de “corruptas” al permitir su instalación sin la anuencia vecinal.

Enfurecidos por la negativa del alcalde Armel Cid de León para recibirlos, los afectados se apostaron en la entrada de Presidencia exigiendo una respuesta de la primera autoridad, por lo que en última instancia fueron atendidos por Agustín García, director de Obras Públicas quien primeramente dialogó con representantes de la colonia La Llave, quienes también acudieron a denunciar que a pesar de que ayer fue cancelada la obra donde también se construían los cimientos para una antena, albañiles continuaron trabajando durante el día, haciendo caso omiso a la indicación de la autoridad municipal.

Tras un ríspido diálogo fueron convencidos por el director de Obras Públicas para ir al domicilio de la colonia La Llave y colocar nuevamente un sello de clausura y asegurar a los habitantes de ese lugar que la empresa no volvería a trabajar en dicho sitio, hasta no presentar el respaldo de los vecinos para continuar con la construcción.

“No contamos con suficientes inspectores para verificar cada obra en el municipio, les pido a ustedes que nos reporten cualquier situación que se presente en algunas de las obras de construcción de antenas”, dijo. Los manifestantes de ambas colonias, primeramente acudieron a la colonia La Llave, donde nuevamente colocaron los sellos de clausura y aseguró que levantaría una sanción a la empresa por “retar” a las autoridades.

En San José canceló la obra por espacio de 24 horas, para que los empresarios presenten el aval vecinal.


Sergio Arcos/EL MUNDO DE CÓRDOBA