Amatlán.- Recrudece la inseguridad en el municipio, el alcalde Miguel Castro denunció que esto se debe a que el Gobierno del Estado envió el mayor número de elementos policiacos a Córdoba y se olvidó de Amatlán, lo que generó que en una semana la delincuencia arrojara cinco cuerpos en este lugar donde admitió no hay vigilancia.

Tras los hechos violentos que involucran al municipio, reconoció que es lamentable que la Secretaría de Seguridad Pública realice únicamente recorridos de vez en cuando por el municipio y que todo el mayor resguardo recae en Córdoba, lo que han aprovechado grupos delictivos para deshacerse de sus víctimas.

Consideró urgente el ingreso de las fuerzas del orden para Cacahuatal, Fraternidad y localidades aledañas a la carretera federal, debido a que diciembre, calificó cómo uno de los meses más violentos por los cadáveres encontrados, pues señaló que los delincuentes aprovechan se trata de una zona de paso obligada y desprotegida.

Ante tales hechos, refirió que los mandos policiacos deberán reestructurar los planes operativos para distribuir un mayor número de elementos policiacos para los limites con Yanga, Rancho Trejo y Peñuela, donde aseguró han abandonado personas asesinadas víctimas de delitos cometidos en otros lugares ante la falta de seguridad las dejan en poblaciones de Amatlán.

“Nosotros nos quedamos sin seguridad, todo el resguardo lo tiene Córdoba y ahí están los resultados, llegan a tirar los cuerpos a este lugar, es mínima la vigilancia a orillas de la carretera federal por eso aprovechan”, evidenció el alcalde.

Señaló que la seguridad no debe distribuirse por colores partidistas de los municipios, pues este municipio padece los resultados de carecer de un destacamento de la Secretaría de Seguridad Pública y Policía Militar y es ahora donde más se están registrando los hechos delictivos, “es preocupante y no es la primera vez que exponemos la falta de seguridad y de elementos en el municipio”.


De la redacción

El Mundo de Córdoba