Fortín.-Después de diez años que la delegación de Transporte Público no autoriza un aumento a las tarifas del servicio de taxi, concesionarios analizan una modificación a los precios, el cual podría ser de diez pesos.

Los costos partirán en base al cobro mínimo que recorre el Centro, donde se aplica una cuota de 20 pesos, el cual pasará a 30 pesos para solventar gastos del transporte, pues durante una década, autoridades estatales no han autorizado un ajuste, el combustible y las refacciones aumentaron un 60 por ciento, señalo Ángel Sánchez Rincón, representante de los taxistas.

A través de una reunión que sostendrán con autoridades de Tránsito del Estado, mencionó expondrán la petición de aprobar un incremento de diez pesos para las corridas del primero y segundo perímetro, mientras que para colonias de la periferia y municipios de la región los costos serán acordados entre el usuario y conductor.

Confió que el aumento quedará definido en el último cuatrimestre del año, y aseguró que en caso que no se apruebe, pondría en riesgo a los agremiados, debido a que las ganancias son mínimas, por lo que consideró necesario la alza que se mantiene pendiente hace diez años.

“Es urgente modificar los cobros de las corridas, al servicio urbano constantemente le permiten realizar cambios de tarifas y los taxistas esperamos desde hace diez años que nos permitan modificar los cobros”, reclamó.

Ante el incremento en el número de concesiones que autorizó Gobierno del Estado en los últimos tres años, señaló que las ganancias para los propietarios, disminuyeron un 50 por ciento, lo cual empeoró la situación.



ANTONIO ARRAGÁN/EL MUNDO DE CÓRDOBA