Tezonapa.- Ante los altos índices de explotación laboral de niños, que son obligados a trabajar en las cosechas de café y de caña, decenas de infantes de distintas escuelas salieron a las calles a manifestarse contra esa práctica.

El problema registra índices altos principalmente en comunidades serranas, donde se detectó que tres de cada 10 infantes realizan actividades de corte de caña y café, señaló Luis Armando Rodríguez, de la agrupación Mujer de la Tierra.

Para erradicar la incidencia, mencionó que representantes legales del grupo Beta San Miguelito firmaron un acuerdo que establece la no contratación de menores de edad, debido a los riesgos de trabajo que generan las industrias.

Refirió que la cantidad de menores de edad que cambian la escuela por azadón y machete se incrementó este año en comunidades serranas, donde la situación económica es precaria y los niños se ven obligados a contribuir con el gasto familiar.

Para manifestarse en contra, alumnos de primaria y secundaria llenaron las calles del centro con pancartas, con las que exigieron frenar esa práctica que prohíbe el derecho a la educación.

Reconoció que los niños y niñas indígenas son los más afectados, debido a que padres de familia les proporcionan la primaria y después los obligan a realizar actividades agrícolas o del hogar.

"No más abusos, todos los infantes tenemos los mismos derechos, queremos ser escuchados", decían algunos letreros que portaban los manifestantes.

II ANTONIO ARRAGÁN

EL MUNDO DE CÓRDOBA