Fortín.- Decenas de afectados por los trabajos de ampliación de ductos de Pemex, amenazaron con prohibir el paso a trabajadores de la paraestatal a la bomba de distribución de Zapoapita, denunciaron que a un año de provocar destrozos en siembras de caña no han pagado los daños.

Productores afectados, advirtieron que debido a la falta de respuesta, para cubrir las afectaciones, bloquearán las entradas y salidas a la comunidad para evitar realicen nuevos trabajos en la red de suministro, señaló Cirilo Hernández López, comisariado ejidal.

Recordó que en mayo del año pasado, se acordó un pago de 50 mil pesos a 60 productores, cuyas siembras fueron devastadas por el ingreso de maquinaria, y lamentó la falta de respuesta del superintendente de Petróleos Mexicanos, Ángel Gracia Blass, quien evadió la indemnización.

“La única alternativa que nos dejan es manifestarnos y cerrar la planta, estamos cansados de exigir lo que es de nosotros, nos ignoran por ser gente de campo”, dijo.

A pesar que personal de ingeniería de Pemex, solicitó nuevo permiso para realizar trabajos de mantenimiento en terrenos de ejidatarios de Villa Unión, dejó en claro que mientras no cubran la parte afectada, no permitirán realicen más destrozos.

Debido a la falta de respuesta, adelantó que el grupo de afectados junto con productores de caña de Zapoapita, a partir de la próxima semana programarán una serie de bloqueos de carreteras por donde atraviesan ductos de hidrocarburos para ejercer presión y cubran el pago de daños.


Antonio Arragán/El Mundo de Córdoba