Paso del Macho.- La segunda Brigada Nacional en Busca de Personas Desaparecidas llegó la noche de este viernes a la iglesia de Santa María de Guadalupe, con alrededor de 50 integrantes que realizarán el proceso de búsqueda de fosas clandestinas en municipios de la región que son considerados como “zonas calientes”.

La labor en campo iniciará el lunes en Amatlán, donde acudirán a los lugares que quedaron pendientes y que la misma ciudadanía había señalado como positivos; el jueves iniciarán en Paso del Macho. Durante su regreso piden la colaboración de la población en caso de conocer lugares posibles, dejen las especificaciones en las alcancías de las iglesias.

El mismo lunes, la Policía Científica dará a conocer los resultados preliminares de las muestras genéticas que hicieron a los más de siete mil restos óseos encontrados en abril pasado en los predios de El Porvenir y San Rafael Calería, de esta manera se cerrará el primer proceso.

“Decidimos venir a Paso del Macho porque vemos la dificultad que atraviesa esa zona en términos de violencia y es preocupante para nosotros. Nuestra presencia es para exhortar la paz y el cese a la violencia. También haremos nuestra función de búsqueda pero en estos momentos nos preocupa mucho la situación de esta zona”, señaló en entrevista el presidente de la Red de Enlaces Nacionales, Juan Carlos Trujillo Herrera.

Comentó que los resultados de las muestras de ADN tardaron casi tres meses porque la Policía Científica se encuentra saturada de trabajo, porque a nivel nacional se están concentrando las fosas encontradas porque no se le tiene credibilidad a las Fiscalías del Estado.

Por otra parte, en una reunión entre grupos pastorales y los integrantes de la brigada, acordaron procedimientos de seguridad durante su estancia, ya que advirtieron que Paso del Macho es un municipio “que pasa por una situación crítica por la violencia donde las familias evitan salir después de las nueve de la noche”.


II JAZMÍN SUAZO SOLÍS

EL MUNDO DE CÓRDOBA