Región.- El asesinato del brigadista José de Jesús Jiménez Gaona, no parará las labores de la búsqueda nacional de fosas clandestinas en la región de Amatlán-Córdoba. Los colectivos de la región y a nivel nacional repudian la agresión que sufrió Jesús a manos de un grupo armado. Sólo tenía una semana de haber sido nombrado como vocero del colectivo Familiares en Búsqueda María Herrera Poza Rica.

José de Jesús, de 40 años de edad y su esposa, fueron cobijados recientemente por varios familiares, hace un mes se formó el colectivo en Poza Rica donde tendrían diferentes actividades, entre ellas regresar a Amatlán con la Brigada en Búsqueda de Personas Desaparecidas. Su hija desapareció en mayo del 2011, en ese entonces con 23 años.

“Repudiamos totalmente el asesinato de nuestro compañero. Hace unos días estuvimos en una reunión con el gobierno, él manifestó su valor y dijo que no tenía miedo, se quebró delante de todos y lloró por la ausencia de su única hija. Debemos seguir por él, por su hija y por todos los jóvenes que están desaparecidos”, señaló Aracely Salcedo del colectivo Córdoba-Orizaba.

Señaló que con el acontecimiento, no pararán las labores, ya que aunque el miedo siempre ha existido, la brigada sigue adelante “con impotencia y dolor”, por ello dijeron que ahora les tocará a ellos seguir buscándola.

Por su parte, Mario Vergara del colectivo Los Otros Desparecidos de Iguala, destacó que en el camino de búsqueda algunos han encontrado la muerte, por ello señalaron que durante su regreso a Veracruz tomarán las precauciones necesarias para brindar seguridad a los asistentes a las labores en las diferentes congregaciones y municipios.

“Desde que empezamos a buscar a nuestro familiar vivimos horas extras, porque esa es la respuesta, meternos miedo. Ya no pedimos justicia porque también desapareció, sólo queremos regresar a nuestros familiares a casa”, señaló.

Al regreso a Veracruz tomaremos precauciones, a lo mejor llevemos a nuestra policía comunitaria, si hay la necesidad”, enfatizó Vergara.

Finalmente el presidente de la Red de Enlaces Nacionales, Juan Carlos Trujillo Herrera, explicó que Jesús sólo tenía ocho días de haber tomado el cargo como vocero del colectivo y fue acribillado junto con su esposa que está gravemente herida. “Aunque desconocemos el móvil, sabemos que es porque busca a su hija y porque ha alzado la voz. Tenemos sentimiento de rabia, enojo, muchos sentimientos encontrados, pero seguiremos en esta lucha”.

Jazmín Suazo Solís/El Mundo de Córdoba