Fortín.- Habitantes de la colonia San José mostraron su inconformidad por el cierre de la unidad deportiva "Ángel Morgado Caramón", la cual a escasos días de ser inaugurada no se permite la entrada al lugar.

Mencionan vecinos que ante esto, algunos jóvenes que buscan jugar en las instalaciones, han buscado huecos y rendijas por las cuales entrar al sitio, incluso han roto una parte de la malla para ingresar a las canchas.

Carlos Sánchez, vecino del lugar, explicó que el lugar no cuenta con vigilancia y ha surgido el temor entre los jóvenes que ingresan al inmueble que pudieran detenerlos por ser propiedad privada y ante el gusto de practicar deporte corren ese riesgo al brincarse la malla para jugar.

Un grupo de jóvenes que presenció la inauguración de la obra, dijeron que de voz del alcalde Armel Cid de León, se informó que se cobraría un peso para entrar a la unidad, pero hasta el momento no saben quién es el responsable del lugar, ya que se encuentra cerrado, incluso expresaron que horas después de la inauguración una parte de portón de la entrada principal colapsó y tuvo que ser reparada para evitar algún accidente.

"Nosotros nada más queremos jugar, no queremos meternos en problemas, sino para qué hicieron estos campos", reclamó uno de los jóvenes que esperaba su turno para poder colarse por una rendija de la malla.

Vía telefónica se contactó a Jorge Sol, presidente del comité de obra, quien explicó que en ningún momento firmó la entrega de este complejo y explicó que le fue indicado que sería el área de Comude quienes se encargarían del cuidado del lugar.

Sergio Arcos/El Mundo de Córdoba