Fortín.- Ante los constantes robos a casa habitación y de vehículos, así como de los hechos sucedidos en Cinépolis, donde una persona fuera asesinada, la ciudadanía fortinense mostró su temor y malestar al precisar que ya no tienen la misma tranquilidad que vivían hace 10 años, incluso el regidor cuarto Rafael Uribe, indicó que los 30 elementos del Mando Único que resguardan la seguridad del municipio, se han visto rebasados por la delincuencia.

A través de un sondeo con habitantes de la cabecera municipal, estos mostraron su enojo y repudio hacia cualquier acto de violencia y robo perpetrado en el municipio, muchos de ellos hicieron referencia a los constantes robos de vehículos que se han dado en la zona.

Asimismo, Rafael Uribe lamentó lo sucedido el pasado domingo en un cine ubicado dentro del municipio y manifestó: “tuve la oportunidad de acudir a varias reuniones de seguridad del Mando Único realizadas en Córdoba y puedo asegurar que la mayor parte de atención a la prevención de robos, se ha ido hacia Córdoba, pero a Fortín lo han dejado desprotegido, entonces la delincuencia no tiene otra opción que replegarse ha los municipios aledaños”.

Lamentó que a pesar de que la actual administración brinde apoyo a la corporación del Mando Único a través de recursos del Fortalecimiento de la Seguridad en los Municipios (Fortaseg), esta se vea limitada con sucesos que entristecen a la sociedad y para los cuales se pide un castigo a los infractores.

El regidor cuarto, dijo que a pesar de que las fuerzas del orden tienen conocimiento de los puntos rojos del municipio poco se ha hecho para reforzar estas zonas, “durante las reuniones de seguridad se ha indicado que las colonias de Fortín colindantes con las de Córdoba han presentado un mayor número de incidentes de robos a casa habitación y se destaca el robo de automóviles principalmente los miércoles en la zona de tianguis”, señaló el funcionario.


Sergio Arcos/El Mundo de Córdoba