Amatlán.- La inseguridad que acecha a la región, obligó a gasolineras a cerrar; el único expendio que abastecía a automovilistas de los límites de Amatlán, Coetzala y San Nicolás, la cual se ubicaba en la localidad Los Ángeles.

Sobre las bombas despachadoras colocaron cartulinas con letreros que indican permanecerá cerrada por un tiempo, mientras que en las áreas de estacionamiento instalaron tambores para evitar que automovilistas se estacionen a cargar combustible.

Al encontrarse lejos de la mancha urbana y rodeada de cañales, trabajadores confirmaron que en varias ocasiones grupos delictivos intentaron robar y extorsionar a los propietarios, lo que derivó que cerrarán el establecimiento por tiempo indefinido, pues la seguridad e integridad de los trabajadores estaba en riesgo.

Según despachadore,s a dos años de haber aperturado el negocio, las ventas no eran las adecuadas y después grupos delictivos intentaron extorsionar a los propietarios, quienes optaron por cerrar la gasolinera sin previo aviso.

Las bombas de servicio están tapadas con cartulinas y el estacionamiento vacío, derivado de esta situación más de 10 trabajadores que laboraban en la administración y despachado de combustible en todos los turnos perdieron su empleo.




De la redacción

El Mundo de Córdoba