Fortín.- Los servicios municipales que desde hace dos semanas dejaron de brindarse en el Palacio municipal por la toma del edificio, habitantes del municipio no han logrado tramitar constancias de residencia, pagos de catastro, predial, cartilla militar, limpia pública, permisos para colocación de comercios y de obra.

A la fecha los empleados municipales que laboraban en el edificio, sólo se mudaron al DIF, biblioteca y al Centro de Desarrollo Comunitario, pero al no contar con el material de la oficina donde laboraban el Palacio, estos han incumplido actividades distintas a las que desarrollaban.

Se trató de buscar al secretario del Ayuntamiento, Jorge Rendón Castelar para que explicara si se está ofreciendo una alternativa a la ciudadanía que requiere algún trámite que se ofrecían en el Palacio y este no fue localizado en los edificios ocupados por los empleados municipales, incluso se tiene restringida la entrada a los medios de comunicación al edificio del Centro de Desarrollo Comunitario para evitar que se evidencie el trabajo desarrollan los empleados municipales.

Durante la semana se pudo observar que los empleados municipales sólo se limitan a realizar actividades de limpieza y pintura de los inmuebles, otros más acomodan libros de la biblioteca, realizan actividades de manualidades, y algunos son enviados a las colonias donde el Ayuntamiento realizó obra pública y verificar el número de beneficiados, estos datos son enviados al Orfis para justificar la obra.

Del alcalde Armel Cid de León, este solo llega por las mañanas al inmueble y se vuelve a retirar del lugar, para que en ocasiones retorne por la tarde, desconociendose las actividades que desarrolla en el transcurso del día.

Mientras tanto, la población que se acerca al Palacio a tratar de buscar al Alcalde, síndico o regidores no tiene conocimiento del lugar al cual dirigirse para resolver la situación.


Sergio Arcos

EL MUNDO DE CÓRDOBA