Región. Después de que había desaparecido el caudal del río Seco, debido a las altas temperaturas de los últimos días, esta semana con las primeras lluvias empezó a observarse que el afluente empezó a recobrar la corriente que atraviesa los municipios de Amatlán y Atoyac.