Ciudad de México .- La Procuraduría General de la República determinó ejercer la facultad de atracción sobre la investigación del secuestro de Jesús Alfredo Guzmán Salazar "El Alfredillo" hijo del capo Joaquín "El Chapo" Guzmán y de cinco de sus acompañantes, ocurrido el lunes pasado en Puerto Vallarta.

De acuerdo con la dependencia federal a partir de este jueves se hará cargo completamente de la indagatoria para tratar de aclarar los hechos y localizar a los probables responsables.

Desde el martes pasado, la Procuraduría envío al puerto turístico un grupo de investigadores y forenses de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada en la coordinación general de servicios periciales, para apoyar en ese momento las pesquisas de la Fiscalía General de Jalisco.

Jesús Alfredo Guzmán Salazar, alias "El Alfredillo", es hijo del primer matrimonio de Joaquín "El Chapo" Guzmán con María Alejandrina Salazar Hernández.

Con 29 años Jesús Alfredo es identificado como lugarteniente y pieza fundamental en la estructura del Cártel de Sinaloa, según informes del Gobierno de Estado Unidos y México.

Desde 2009, la DEA inició una investigación en su contra y lo identificó como coordinador logístico de la entrada de cocaína a territorio norteamericano desde Centro y Sudamérica, y se le describía como cercano a su padre y sus negocios.

En junio de 2012, el Departamento del Tesoro de EU lo incluyó en su lista negra para congelar sus bienes.

Reforma