Ciudad de México.- México no sólo tiene complicaciones para mantener el uso comercial del nombre de algunos quesos, pues también se suman los términos de cervezas.

En la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM), el viejo continente quiere proteger ciertos nombres de cervezas que remiten a varias de sus regiones, dijo Laura Enríquez, gerente de Asuntos Públicos y Relaciones Gubernamentales de Cerveceros de México, de la Cámara de la Cerveza.

Los europeos buscan tener la Indicación Geográfica de Ceské Budejovice, porque se trata de un poblado de la República Checa, pero su traducción ya es una marca que se vende en México, la cual es Budweiser, explicó Enríquez.

Con esto, la marca de la bebida Budweiser, que pertenece a Grupo Modelo, no se podría usar comercialmente en el País.

Una situación similar ocurre con la palabra "Kölsch", ya que en México es un estilo de cerveza y en algunos casos es parte de marcas como Cuerda Floja Kölsch, que pertenece a una cervecería artesanal, indicó Enríquez.

Detalló que la traducción de "Kölsch" es Colonia y refiere al nombre de una ciudad en Alemania, de ahí el argumento de los europeos por que no se use la palabra de manera general.

Otro estilo de esta bebida que se encuentra en la misma circunstancia es "Múnich", ya que es la traducción del nombre de la ciudad alemana, destacó.

Enríquez dijo que dejar de usar estos términos podría causar confusiones entre los consumidores.

"Es delicado esto porque nosotros lo utilizamos como la referencia de un producto, entonces, imaginemos que le quitamos al mexicano el estilo de 'Kölsch', tenemos un riesgo de que haya una confusión en el consumidor que ya conoce esto desde hace años como un estilo y que no podría identificar en el mercado", advirtió.

Dicha Cámara busca la defensa de todos estos nombres y las empresas a las que representa, refirió Maribel Quiroga, directora general de este organismo.

"Vamos, por supuesto, a defender las marcas de nuestros afiliados y por eso hemos tenido este trabajo de tanta cooperación con la Secretaría de Economía", afirmó Quiroga.

Enríquez refirió que de no lograrse la exclusión, México aceptaría usar palabras como "tipo" o "estilo" en las etiquetas.

"México está en su derecho de solicitar la exclusión de cualquier término que haya propuesto la Unión Europea. Nosotros estamos dotando a la Secretaría de Economía de todos los argumentos que podemos para lograr esta exclusión. Hoy por hoy el uso de la palabra 'tipo' o 'estilo' es algo que sería muy bien recibido por el sector", concluyó.

Reforma