Tras haber sido acusado por José Antonio Meade de traicionar, engañar y torturar, el Gobernador de Chihuahua Javier Corral respondió que la declaración del precandidato del PRI a la Presidencia es ignorante.

“En esta declaración hay una gran ignorancia”, señaló el Mandatario en un video difundido en sus redes sociales de una entrevista radiofónica realizada en una estación de la ciudad de Chihuahua.

“La ignorancia es: el proceso ha sido abierto, es que en Chihuahua se llevan juicios orales, y las audiencias son públicas, y está el imputado y está el fiscal y están los abogados defensores y está el juez y están los medios de comunicación. Pues si los medios de comunicación han estado sacando notas sobre lo que se dice en estos juicios. Entonces es verdaderamente muy lamentable”.

Durante esta semana, abogados de Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, denunciaron que éste había sido torturado en el Cereso Estatal 1, en Aquiles Serdán, con el objetivo de que declare en contra de funcionarios federales y del PRI, lo cual desmintió la Fiscalía General del Estado, al asegurar que el imputado se negó a ratificar un amparo sobre las presuntas agresiones.

También esta semana, ante militantes priistas en Querétaro, Meade dedicó el final de su discurso al Gobernador chihuahuense, quien el lunes acusó a la Secretaría de Hacienda de congelarle 700 millones de pesos después de las investigaciones contra el ex Gobernador César Duarte.

“Vemos en este País, por primera vez en muchos años, a un Gobernador que tortura, que engaña; vemos a un Gobernador que, en Chihuahua, se le multiplicó por cuatro la inseguridad y que cada vez que tiene problemas inventa y confronta”, indicó Meade.

“Desde Querétaro decimos fuera a quien tortura, a quien engaña, a quien entra y lleva a su Estado inseguridad y violencia. A esas expresiones de tortura y de mentira les vamos a ganar”.

Corral, a su vez, aseguró que su Gobierno está comprometido con los derechos humanos.

Resaltó que Chihuahua ha sido el primer Estado en el País en crear una fiscalía especializada para la atención de violaciones graves a los derechos humanos.