Toluca.- El Gobierno del Estado de México pagó un soborno de 5 millones de pesos para evitar la revocación de nombramientos de 11 nuevos notarios, acusó ayer Óscar Valdés Ramírez, abogado que inició un amparo en contra de las designaciones.

El 14 de julio del 2017, a dos meses de dejar la Gubernatura, Eruviel Ávila creó 11 notarías para repartirlas entre políticos y familiares, tal como lo hicieron Arturo Montiel y Enrique Peña cuando fueron Mandatarios.

El 17 de octubre, el Juez Breyman Labastida Martínez suspendió de manera provisional las 11 notarías creadas por el entonces Mandatario priista, en tanto se resolvía el juicio de amparo iniciado por Óscar Valdés.

Sin embargo, el denunciante informó ayer que el Segundo Juzgado en Materia de Amparos y Juicios Federales adelantó la sentencia, programada para la primera semana de enero de este año.

Aseguró que ésta fue emitida a las 22:00 horas del 28 de diciembre del 2017 y, cuatro horas después, a las 2:00 horas del 29 de diciembre, fue dictaminado un acuerdo para que las notarías suspendidas pudieran entrar en funcionamiento.

Óscar Valdés señaló que el Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México (TSJEM) se reunió con el juez federal encargado del caso, Breyman Labastida.

Aseguró que estos encuentros concluyeron con un pago de 5 millones de pesos para favorecer en su sentencia la designación de los notarios.

En conferencia de prensa realizada ayer, el abogado dijo que ya presentó una queja en el Consejo de la Judicatura Federal con el fin de que el Juez encargado del caso sea investigado.

Aseguró también que inició un proceso de impugnación en contra de la sentencia en el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.

Agencia Reforma