México.- Un grupo de mexicanos se manifestó hoy en la frontera con Estados Unidos para reclamar al Gobierno que, aprovechando la coyuntura de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del norte (TLCAN), se apruebe una subida del salario mínimo.

Alrededor de 100 personas de diferentes agrupaciones de la sociedad civil se concentraron durante 15 minutos en la garita de la ciudad de Mexicali y reclamaron una subida de salario argumentando que el flujo migratorio de Centroamérica a Estados Unidos se debe a los bajos sueldos que perciben los emigrantes.

José María García Lara, presidente de Movimiento Juventud 2000, una de las agrupaciones de la sociedad civil que se concentró hoy, explicó a Efe que "ahora que se negocia el TLCAN" es el momento indicado para el salario mínimo "sea el doble o el triple".

El salario mínimo es de 80,04 pesos diarios (4,58 dólares), uno de los más bajos de América Latina.

"Nosotros como organizaciones que defendemos a los migrantes sabemos que la gente tiene que emigrar porque los salarios son miserables en nuestro país", aseveró.

Añadió que por ello debe contemplarse "en el tratado de libre comercio que los sueldos suban".

La petición afectaría no solamente a agricultores sino que sería una subida "generalizada" del salario mínimo, precisó el vocero.

García explicó que "la comunidad de migrantes en transito de diferentes estados del país" está formada por "gente que trabaja en el campo, en la maquila", pero también a gente "que trabaja en restaurantes o en cualquier profesión".

Movimiento Juventud 2000 y Ángeles sin Fronteras son algunas de las agrupaciones sin ánimo de lucro que respaldan con albergues a los migrantes mexicanos y centroamericanos que buscan un futuro mejor, por el que hoy se concentraron.

El portavoz de los manifestantes agregó que en dos semanas se realizará una réplica de esta protesta en la ciudad de Tijuana y que también se entregará "de manera formal" un documento oficial con la petición al Gobierno.

La cuarta ronda de negociación del TLCAN comenzó hoy en Washington y, según dijo a Efe la presidenta de la Cámara Americana de Comercio en México (American Chamber), Mónica Flores, se preven días intensos de negociación en esta ronda que durará hasta el 17 de octubre.