Guanajuato, Guanajuato.- Eduardo García Sánchez, quien fue director de Adquisiciones de la Secretaría de Finanzas en la gestión del ex Mandatario panista Juan Manuel Oliva, fue detenido por un fraude de 27 millones de pesos en contra del Gobierno de Guanajuato.

La investigación en su contra señala que de 2009 a 2012 constituyó empresas que participaron en contratos de compra-venta simulados.

García Sánchez simuló la entrega de equipo quirúrgico y medicamentos para el Seguro Popular, así como maquinaria para obra pública.

Entre las firmas creadas para cometer el millonario fraude están Omniprov de México, Maedal Comercializadora y Soluciones de Tecnología Avanzada.

"Las pruebas lo incriminan en operaciones donde contactó a supuestos proveedores que le facilitaron facturas para elaborar procesos y compras ficticias.

"Una vez que obtenía la documental, procedía al llenado con sellos apócrifos y firmas falsificadas de recibido, para luego tramitar su pago ante la Secretaría de Finanzas, a sabiendas que la mercancía nunca fue surtida ni entregada a las dependencias de Gobierno", informó la Procuraduría de Justicia del Estado.

Prófugo desde 2013, el ex funcionario fue detenido en Jalisco.

Reforma