Ciudad de México.- La directora de la UNESCO en México, Nuria Sanz, criticó la ausencia de la cultura en la Agenda del Desarrollo de la ONU, tras años de lucha por colocarla en un sitio prioritario.

"No se puede rastrear la cultura más que de una forma adjetivada en el preámbulo de la Agenda del Desarrollo de las Naciones Unidas. Eso lo digo con ánimo crítico y sobre todo desde la frustración", puntualizó ayer, durante su participación en la mesa redonda "Autenticidad e integridad en los paisajes urbanos históricos", organizada por el INAH en el Museo Nacional de Historia.

"Como no hay frustraciones que acaben en sí mismas, queremos dar la vuelta y decir que hay un punto cero, un objetivo cero, que es la cultura", prosiguió Sanz, quien compartió la mesa con la titular del INAH, Teresa Franco, el director de Patrimonio Mundial del Instituto, Francisco López Morales; el presidente del Consejo Internacional de Monumentos (Icomos), Gustavo Araos, y el titular de Monumentos y Sitios de la Secretaría de Cultura, Raúl Delgado, entre otros.

"Lo que me parece frustrante, y hay que decirlo así, es que sólo en el punto 11 está el concepto de patrimonio cultural y natural", precisó la arqueóloga. Y en este caso, previno, el orden de los factores sí altera el producto cuando se definen las ciudades del futuro.

"Se quieren ciudades sostenibles, seguras, resilientes, etcétera, es decir se empieza por el cambio climático, se sigue con la movilidad y solamente en el punto 11.4 menciona el patrimonio, y además, dice: 'reforcemos y dupliquemos los esfuerzos por la preservación'. ¿Cómo? no se sabe. ¿De qué manera?...el patrimonio no es el sujeto de la frase", señaló Sanz.

La representante de la UNESCO también fue crítica con la Declaración de Toluca, emanada de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible-Hábitat III, en abril pasado.

"Ojo: seguimos sin encontrar la palabra patrimonio. Y hemos hablado de agua, de movilidad sostenible, de respeto al suelo, de patrones de consumo, de eficiencia energética, de gobernabilidad multinivel, de asegurar los recursos a largo plazo, de una nueva forma de profesionalización, y de no querer hablar de la marginalidad, porque la marginalidad, como tal, es como la tercera división", dijo.

La titular del INAH consideró, por el contrario, que la cultura es un referente.

"Ya no puede haber un discurso para ganar una elección, una entrada a una academia sin que se omita la referencia de la cultura al centro del desarrollo social. Sabemos dónde está el vacío, el eco, y lo sólido de la proposición, y tenemos que jugar en esos tres espacios".

Las posturas expresadas en esta mesa, así como los documentos generados estarán disponibles para todo público en la red, anticipó Franco.

REFORMA/Foto: REFORMA