Ciudad de México .- El Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, aseguró que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no puede tener como rehenes a los niños y las niñas de Oaxaca, Chiapas y Michoacán.


"La Coordinadora no puede tener a los niños y a las niñas como rehenes", advirtió el titular de la SEP al reiterar que no se sentará a dialogar con la disidencia magisterial hasta que no regresen a clases todos los maestros y se acepte la reforma educativa.


Al mismo tiempo, según un comunicado, aseguró que la reforma educativa avanza pese a resistencias y chantajes de la CNTE.


"La reforma educativa sigue adelante, pese a las resistencias que se deban vencer, chantajes e intereses que no quieren perder los líderes sindicales", señaló Nuño al concluir el evento de entrega de afiliaciones al IMSS a estudiantes de Educación Media Superior y de universidades politécnicas y tecnológicas en Coahuila, junto con el Gobernador de la entidad, Rubén Moreira.


En la Universidad Politécnica de Monclova-Frontera, el Secretario de Educación exhortó a la disidencia magisterial a que vuelva a clases, y se dialogue sobre cómo elevar la calidad de la educación en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Michoacán.


En cuanto a las movilizaciones de la CNTE, comentó que ya no tiene la misma capacidad de convocatoria, porque antes podía movilizar 50 mil, 60 mil y hasta 100 mil personas, y hoy no pasan de 5 mil o 6 mil.


Aurelio Nuño Mayer expresó que los maestros se han dado cuenta que no pueden seguir a estos líderes en una aventura que busca mantener privilegios indebidos para unos cuantos, como la venta y herencia de plazas.


REFORMA