Ciudad de México.- El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) accedió a un nuevo paquete de documentos sobre paraísos fiscales, esta vez del registro de compañías offshore de Bahamas.

Los nuevos documentos, recibidos por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung y compartida con el ICIJ, revelan los detalles detrás de 175 mil empresas, fideicomisos y fundaciones creadas entre 1990 y 2016 en Bahamas.

Se trata de un paquete de 1.3 millones de textos que incluyen el nombre de las empresas offshore, la fecha de su creación, la dirección postal en las Bahamas y, en algunos casos, sus directores.

Revelan vínculos hasta sobre compañías dirigidas o que son propiedad de políticos o ex políticos de América, África, Europa, Asia y el Medio Oriente.

Al menos 431 mexicanos son dueños de empresas offshore en Bahamas, según reveló un reporte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Entre los connacionales que aparecen en la lista hay abogados, integrantes del sector privado, ex funcionarios y un ex Gobernador.

En la lista revelada por el ICIJ figuran los empresarios Marcos Achar Levy, Marcos Achar Mehoyas y Salomón Achar Achar, quienes laboraron o son actuales directivos de la empresa mexicana Comex.

El empresario Gastón Azcárraga, ex presidente del Consejo de Administración de Mexicana de Aviación, también constituyó en 1994 una empresa offshore en las Bahamas denominada Sunwild Limited.

Martha Debayle, conductora de radio, aparece como dueña de la empresa Camuchito Ltd. creada en 2011.

Joaquín López-Dóriga López Ostolaza, hijo del homónimo conductor de televisión, aparece en el registro comercial de las Bahamas como dueño de la empresa Josa LTD.

El exgobernador de Nuevo León, Fernando Canales Clariond, quien también fue secretario de Energía y de Economía durante la presidencia de Vicente Fox, también aparece en el listado de #BahamaLeaks.

En general no es ilegal tener o dirigir una empresa offshore, pero expertos en transparencia afirman que es importante que los funcionarios públicos den a conocer sus vínculos con estas entidades.

La información puede usarse por investigadores de fraudes como puntos de partida para rastrear un delito.

ICIJ, el Süddeutsche Zeitung y otros medios de comunicación internacionales pusieron ayer la información al alcance del público por medio de la creación de un registro gratuito y digital de las empresas offshore.

II Agencia Reforma