CDMX.- Durante su nombramiento como candidato del PRI a Jefe de Gobierno, Mikel Arriola enfatizó su rechazo hacia la adopción por parte de matrimonios homoparentales y hacia la legalización de la marihuana.

Los aplausos de 3 mil 600 asistentes, según organizadores, resonaron en el Teatro Metropólitan cuando el ex director del IMSS se pronunció por lograr un blindaje del núcleo familiar.

"Que quede claro, que Mikel Arriola está en contra de la adopción entre personas del mismo sexo", dijo.

El aspirante único al Gobierno de la Ciudad dijo rechazar plenamente estos temas, así como el aborto, por lo que de ganar, los someterá a consulta ya que, señaló, su prioridad es defender a la familia y los intereses de las mayorías.

"Que la ley permita antivalores morales, no quiere decir que los aceptemos. La Ciudad de México no será más la Ciudad del libertinaje. La Ciudad de México será la ciudad de los valores y de la familia", lanzó Arriola.

Tanto el aborto como el matrimonio y adopción de hijos sin importar la orientación sexual son derechos ratificados tanto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, como por autoridades de la Ciudad de México.

Además, cuentan con el respaldo de decenas de organizaciones civiles y grupos que externaron su inconformidad con las declaraciones.

"Se me haría una gran injusticia ya que es un derecho que hemos ganado a través de muchos años de lucha, sería un gran retroceso en los derechos humanos. No sólo de la Ciudad y del País, sino también a nivel internacional", consideró Óscar Urtusástegui, líder del Coro Gay de la CDMX.

ASÍ LO DIJO

Mikel Arriola,

precandidato del PRI

"Vamos a someter a consulta también los temas de matrimonio y adopción entre parejas del mismo sexo. Vamos a proteger la vida humana desde su concepción hasta la muerte porque es nuestro tesoro más preciado".

Reforma