Oaxaca.- Agentes de la Policía Federal de México se enfrentaron con maestros disidentes en Oaxaca en su intento por desalojar los bloqueos carreteros, mientras la empresa estatal Pemex alertó de un posible desabasto de combustibles a causa de la obstrucción de vialidades.

En el sureño estado de Oaxaca se produjo este viernes un primer enfrentamiento en el bloqueo de los miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la localidad de Santo Domingo Zanatepec.

Los policías federales lograron replegar a los manifestantes con el lanzamiento de gases lacrimógenos y, posteriormente se dirigieron al bloqueo carretero que se encuentra en una caseta de cobro en el municipio de Ciudad Ixtepec, donde continúan los choques.

En Santo Domingo Zanatepec, los integrantes de la CNTE se reagruparon y volvieron a colocar su barricada.

De acuerdo con Protección Civil del Estado, en la región del Istmo de Tehuantepec hay nueve bloqueos carreteros.

El Gobierno de Oaxaca y el federal hicieron un llamado urgente a los integrantes de la CNTE para que liberen a la brevedad las vías de comunicación para permitir el paso de camiones cisterna con combustibles provenientes de la refinería "Ing. Antonio Dovalí Jaime" del puerto de Salina Cruz.

"No queremos alertar de más, pero tenemos que decir la verdad y evitar que ocurra una conflagración en la zona. Esta es una verdadera emergencia en territorio mexicano", declaró el secretario general del Gobierno estatal, Santiago Carrasco.

El funcionario hizo un llamado a que los manifestantes permitan el paso de más de 30 camiones cisterna que están varados, "porque de no hacerlo pondrían en riesgo la vida de los habitantes del puerto y zonas aledañas".

A su vez, la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) emitió un comunicado en que reiteró "su compromiso de abastecer de gasolina y otros combustibles a la población afectada por los bloqueos en Oaxaca".

"Pemex permanece en contacto directo con las autoridades para emprender acciones extraordinarias que permitan cumplir con la entrega de nuestros combustibles mientras se resuelven los bloqueos que han impedido las entradas y salidas a la refinería Antonio Dovalí Jaime", expuso.

Sin embargo, señaló que si continúan los bloqueos, en los próximos días será necesario detener las operaciones de las plantas en Salina Cruz. "Esto podría derivar en un desabasto de gasolinas, diésel y turbosina en las zonas a las que abastece la refinería", acotó.

En tanto, cientos de agentes antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México impidieron que una marcha de la CNTE llegara al Zócalo, la plaza principal de la capital.

Los manifestantes, procedentes del monumento conocido como Ángel de la Independencia, se vieron bloqueados frente al Palacio de Bellas Artes, donde realizaron un mitin.

La movilización se llevó a cabo para exigir la concreción de un diálogo con el Gobierno federal y la liberación de "todos los presos políticos y de conciencia" en el país.

La CNTE, una poderosa agrupación gremial con cerca de 200.000 afiliados en todo el país pero que es especialmente fuerte en los estados del sur, se opone a la evaluación obligatoria del personal docente incorporada en la reforma educativa de 2013, que puso fin a una serie de privilegios sindicales.

Recientemente han sido arrestados varios importantes líderes de la Sección 22 de la CNTE, correspondiente a Oaxaca, acusados de delitos como operaciones con recursos de procedencia ilícita y robo agravado. EFE