Oaxaca.- La Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) exigió la renuncia del Gobernador Gabino Cué y del Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, luego del asesinato de sus compañeros en el operativo que realizó ayer la Policía Federal.

La CNTE también informó de 8 compañeros muertos, en su mayoría pobladores de Nochixtlán, 22 desaparecidos y 45 heridos de bala.

"Exigimos la renuncia del Gobernador del Estado Gabino Cué Monteagudo porque ya no son puntos de equilibrio, tuvieron su oportunidad de resolver de manera pacífica y ordenada a través del diálogo, a través del debate, a través de las discusiones, a través de la participación de todos, para darle cause a este problema. Sin embargo, mostraron no tener la capacidad política de resolver; por lo mismo Aurelio Nuño ya no es punto de equilibrio", dijo Juan García García a nombre de la dirigencia magisterial.

El profesor afirmó que la Sección 22 ya no está dispuesta a dialogar con Cué, porque ya está rebasado, y, por lo tanto, la negociación debe ser directa con el Gobierno federal.

García sostuvo que la Policía infiltró al movimiento magisterial, y fueron esos elementos externos los que han cometido los desmanes en las manifestaciones con la finalidad de justificar el operativo.

La dirigencia de la Sección 22 pidió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que investigue los asesinatos ocurridos en el operativo de desalojo de bloqueos carreteros en Nochixtlán.

"Los policías dispararon sin piedad contra nuestros compañeros, a eso fueron, ellos fueron a agredir", expresó García.

El magisterio pidió a los organismos internacionales estén atentos al desarrollo del conflicto en Oaxaca.

El representante advirtió que no detendrán las protestas, cuya intensidad será determinada por la respuesta que dé el Gobierno.

Agencia Reforma