Ciudad de México.- Mientras iba de la Ciudad de México a San Luis Potosí, Rosa Margarita fue golpeada y violada durante un asalto al autobús donde viajaba, denunció.

La víctima aseguró que el chofer no fue amagado por los delincuentes, no llamó a la Policía y persuadió a los pasajeros a que no denunciaran el robo de sus pertenencias, por lo que se sospecha que está coludido.

La agresión ocurrió el pasado 8 de junio en un autobús de ETN, alrededor de las 22:00 horas, en el Municipio mexiquense de Tepotzotlán.

Por el tráfico dos hombres armados se subieron a la unidad y los amagaron.

"Regresa el otro delincuente y me agarra del brazo y me dice: te vas a ir al asiento de adelante, te vas a bajar la ropa interior y me empieza a violar, a amenazar, a decirme que si yo digo algo me va a matar, a decirme que me voy a ir con él", relató vía telefónica.

"El chofer minimiza todo, el chofer nunca nos dice que pongamos una denuncia, de hecho nos desanima a que pongamos una denuncia porque (...) porque nos van a tardar mucho".

Fue un joven quien realizó una llamada a la Policía Federal, quien acudió al llamado.

"La verdad no puedo concebir que uno compra un boleto de autobús creyendo que uno va seguro en el autobús más caro de este País y el chofer deja que pase y que hagan lo que quieran con tu vida y con tu integridad física".

Por estos hechos se inició, el 10 de junio, la carpeta de investigación 565650970230116 en Cuautitlán Izcalli.

Reforma