Houston.- Pese a que la devastación en Florida por el huracán Irma acapara ahora la atención, los vecinos de Houston prosiguen unidos sus esfuerzos por reconstruir los daños causados por Harvey, que dejó al menos 70 muertos, 156.000 casas afectadas y más de 180.000 millones de dólares en daños.

Dos semanas después de Harvey, el huracán más potente en golpear Texas en 20 años, hay aún sectores del oeste de Houston anegados, como las cercanías a los embalses de Addicks y Barker, pero en las zonas en las que el agua ha retrocedido los residentes se afanan en el largo y lento proceso de la reconstrucción.

Las escenas más comunes por estos días en la ciudad son las muestras de solidaridad entre vecinos, un sentimiento que muchos houstonianos mantienen a medida que se va recobrando la normalidad.

"El hecho de que tantas personas se hayan unido para ayudar es algo típico de Houston, pero también creo que el clima político por el que pasa nuestro país ha influenciado para que haya más interés por colaborar", comentó a Efe Debra Brooks, vecina de Houston.

"La gente ha sido extremadamente generosa, el resultado es increíble", agregó.

Debra y su esposo trabajaron como voluntarios en el Centro de Convenciones George R. Brown, ubicado en el centro de la ciudad y que ha servido como refugio temporal para 5.000 damnificados.

Miles de personas siguen viviendo en este refugio y en el que hay en el cercano estadio de fútbol NRG, así como en otros más pequeños.

Luis Reyes, un joven de 24 años que tuvo que ser evacuado de su apartamento con sus hermanos por la Guardia Nacional, dijo estar agradecido por la ayuda que ha visto en los habitantes de Houston.

"Las personas se han unido como ciudad para reconstruirla", dijo al Houston Public Media. "Al final del día todos estamos en el mismo bote", señaló.

Según datos del Programa Nacional de Seguro por Inundaciones, menos del 20 % de los propietarios tenía sus hogares asegurados contra inundaciones, un drama al que se enfrentan ahora miles de personas.

"Estuvimos sacando escombros de las casas, muchas de ellas lamentablemente no están aseguradas", comentó a Efe Leisha Medina, quien vive en Houston desde hace 14 años y que junto con su esposo Martin trabajó en la rehabilitación de viviendas que resultaron anegadas por las aguas.

Las redes sociales y algunos sitios en internet han tenido un rol muy importante para conectar a los voluntarios con los necesitados.

Lorenzo Federico, un italiano que reside en Houston desde hace seis años, respondió a un mensaje que pedía voluntarios en las redes para ofrecer sus servicios.

"Fue muy alentador ver a tantas personas dispuestas a ayudar al otro", comentó a Efe

Por otro lado, organizaciones sin ánimo de lucro se han movilizado para asistir a los damnificados.

La iniciativa Houston Restaurant Weeks (HRW), creada en 2003, recauda fondos para la organización no gubernamental Houston Food Bank, enfocada en la asistencia contra la hambruna.

Asimismo, unas 30 organizaciones que forman parte del sector de las artes y la cultura de Houston crearon la plataforma Harvey Arts Recovery Fund para asistir a pequeños artistas y entidades culturales que sufrieron pérdidas con la tormenta.

El proyecto ofrece asistencia para solicitar los subsidios, así como asesoría para realizar reclamaciones a la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) a la que han recurrido más de 500.000 personas en Texas.

Según Mark J. Peterson, vocero de la entidad, ya se han aprobado ayudas a más de 40.000 viviendas afectadas, que provendrán de los 15.000 millones de dólares aprobados ya por el presidente de EE.UU., Donald Trump, para prestar asistencia a la reconstrucción. EFE