París.- Reporteros sin Fronteras denunció ayer la grave situación que atraviesa en Venezuela la libertad de expresión, reflejada en los bloqueos sufridos por varios corresponsales extranjeros que no pudieron entrar en el país para cubrir ayer la marcha opositora contra el presidente, Nicolás Maduro.

La corresponsal del periódico francés “Le Monde”, Marie-Eve Detoeuf, fue obligada a tomar un avión rumbo a Bogotá al considerar las autoridades que “no cumplía con las reglas migratorias”.

El mismo argumento fue utilizado por las autoridades venezolanas con los informadores colombianos César Moreno, de “Radio Caracol”, y Dora Glottman, de “Caracol TV”, con los estadounidenses John Otis, de “NPR”, y Tim Wyss, de “Miami Herald”, y, un día antes, con los corresponsales de la cadena “Al-Yazira” Teresa Bo y Lagmi Chávez.

CLASIFICACIÓN

II Venezuela ocupa el lugar 139, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en 2016.

II EFE