México.- El interés de una serie de países de proteger islas del Pacífico como las Revillagigedo de México, que pronto serán parque nacional, son un modelo ejemplar de conservación internacional muy esperanzador, dijo a Efe el ecólogo Exequiel Ezcurra.

Además de asegurar su protección y conservación, esta decisión tomada de forma independiente por distintas naciones "es una nota de esperanza" en un momento en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se está saliendo de la Convención de Cambio Climático, señaló el experto.

"Estamos viviendo un momento muy particular", los decretos para proteger a las islas empezaron "hace años, gracias a esfuerzos de países como Costa Rica y Chile", indicó Ezcurra, quien forma parte del comité científico asesor del Gobierno mexicano para Revillagigedo.

El Pacífico del continente americano tiene una serie de islas "conectadas" que empiezan desde "lo más sur" con las islas Pascua y Juan Fernández, en Chile; la isla de Malpelo, en Colombia; Coiba, en Panamá; isla del Coco, en Costa Rica; Revillagigedo, en México, hasta Hawai, en Estados Unidos.

"Muchos de estos países ya han protegido sus islas", Chile ha tenido una posición pionera en esto, indicó el experto.

Chile tiene una "protección de no pesca" alrededor de la isla Juan Fernández y están estableciendo otra en Pascua, "caso destacado" porque los habitantes de la isla -técnicamente polinesios- votaron a favor de un área para conservación.

Costa Rica protegió su isla de Cocos eliminando las actividades de pesca, también con un decreto para convertirla en parque nacional.

Ahora, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, "está interesado en proteger una gran área alrededor de Revillagigedo", donde se prohibirá la pesca, después de que los expertos estuvieron ejerciendo una "presión positiva" para que se hiciera, señaló Ezcurra.

Actualmente, la pesca golpea a especímenes como los tiburones. Un barco de grandes dimensiones "puede agarrar 2.000 o 3.000 tiburones", dijo Octavio Aburto, también parte del grupo asesor de Revillagigedo.

El Gobierno ha dicho que finales de este año va a declarar parque nacional a las Islas Revillagigedo. "Estamos todos a la expectativa", y si esto se logra sería un caso exitoso, indicó Ezcurra.

Revillagigedo está formado por un conjunto de cuatro islas, en donde habitan 200 especies de plantas, 33 de ellas endémicas, así como diversas especies de aves y reptiles prioritarias para su conservación.

Por su parte, Estados Unidos reconoció un área libre de pesca en Hawai durante el mandato de Barack Obama.

Colombia y Panamá "están por anunciar áreas de no pesca" alrededor de Malpelo y Coiba -también parque nacional-.

Ecuador "está haciendo esfuerzos por llevar este mismo modelo a las Galápagos", agregó.

Si todo eso se cumple, dijo, "por primera vez tendríamos un rosario de áreas protegidas" que van desde Hawai, Revillagidedo, pasando por Galápagos hasta Pascua, en Chile.

Sería una especie de corredor de reservas en el Pacífico "increíblemente importante", señaló.

Explicó que podría ser un caso muy interesante en donde los países, de una manera "no muy explícita", se ponen de acuerdo para conservar el ambiente pelágico alrededor de las islas del Pacífico.

Las historias ambientales que estamos recibiendo no son buenas, advierte, "aún para los ambientalistas como yo, que somos mercaderes de esperanza, tratando de conservar el planeta", expresó Ezcurra.

El decreto "de no pesca" en Revillagigedo- y en las islas del Pacífico en América Latina- puede demostrar que los países "nos podemos poner de acuerdo para hacer una diferencia".

Si los países logran "lo que ha prometido", será un ejemplo de cooperación y conservación internacional "muy esperanzador", concluyó.

EFE

Foto: EFE