Ciudad de México.- A menos de 100 días de la elección presidencial estadounidense, la campaña del candidato republicano Donald Trump no ha gastado ni un centavo en anuncios televisivos, según un análisis de NBC News.

Esto, pese a las decenas de millones de dólares que gasta en ese rubro la campaña de su principal rival por la Casa Blanca, la demócrata Hillary Clinton.

Según NBC, la campaña de Clinton ha gastado 52 millones de dólares en anuncios televisivos, muchos de los cuales están concentrados en estados que serán críticos para determinar la elección.

La campaña de Trump, en contraste, ha gastado cero dólares.

Inclusive los candidatos de los pequeños partidos, como Jill Stein, del Partido Verde, y Gary Johnson, del Partido Libertario, han gastado más que Trump.

La campaña de Stein ha gastado 189 mil dólares, mientras que la de Johnson 15 mil dólares.

Tomando en cuenta a los grupos externos a las campañas de ambos que invierten en anuncios televisivos, la ventaja de Clinton sobre Trump se eleva a 91 millones de dólares contra 8.2 millones de dólares.

La más grande Súper-PAC pro Clinton, Prioriorities USA, ha gastado 37 millones de dólares, mientras que la más grande Súper-PAC pro Trump, Rebuilding America Now, ha gastado sólo 5 millones.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), ha gastado 3.2 millones de dólares en anuncios televisivos a favor de Trump.

Pese a que la campaña de Trump sí ha lanzado anuncios, estos se publican únicamente en redes sociales.

La razón por la que la campaña de Trump no quiere gastar en anuncios televisivos no se debe a falta de dinero, pues en julio recaudó 80 millones de dólares para terminar con 37 millones de dólares en mano, de acuerdo con The Hill.

Un reporte del National Journal publicado ayer encontró que la campaña de Trump ha solicitado las tarifas publicitarias en 17 estados, aunque aún no saca ningún anuncio.

Agencia Reforma