Ciudad de México.- La Casa Blanca acalló los rumores sobre la posible salida del jefe de gabinete de Donald Trump.

Altos asesores de la Administración insistieron ayer que el Presidente estadounidense sigue confiando John Kelly, después de informes que indicaban que el Mandatario buscaba reemplazarlo tras la controversia generada por el manejo que dio al caso de un ex miembro del equipo presidencial acusado de violencia doméstica.

"Hablé con el Presidente anoche sobre este tema y quiero enfatizar a todos, incluso en esta mañana, que él tiene toda la confianza en su jefe de gabinete, General John Kelly, y que no está buscando reemplazos", afirmó la asesora presidencial Kellyanne Conway en una entrevista con la televisora ABC.

Informes recientes han sugerido que Trump está molesto con Kelly por permitir denuncias de abuso físico y psicológico contra Rob Porter, quien renunció la semana pasada como secretario de personal.

El día que las acusaciones de abuso doméstico fueron hechas públicas, el jefe de gabinete emitió un comunicado defendiendo el carácter del ex funcionario y reiterando la inocencia del abogado de 40 años de edad -quien sostiene ahora una relación sentimental con la directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, Hope Hicks-.

De acuerdo con algunos reportes de prensa, Hicks habría participado en las discusiones para redactar esa respuesta.

Fue sólo cuando horas después se hizo pública la fotografía de la primera esposa de Porter con un ojo morado, por los golpes que le propinó, que Kelly se vio forzado a distanciarse de su primera declaración y condenar la violencia doméstica.

El director de presupuesto, Mick Mulvaney -entre los mencionados como su posible sucesor si Trump hiciera un cambio-, culpó de los rumores sobre la salida de Kelly a personas descontentas porque perdieron el acceso a Trump después que el general se convirtió en jefe de gabinete en julio.

"Estoy extraordinariamente satisfecho con el trabajo que el jefe ha estado haciendo", defendió en entrevista con Fox News.

"Creo que el Presidente también lo está".

El director legislativo de la Casa Blanca Marc Short también indicó a NBC que Kelly no había ofrecido su renuncia.

"Se apartará cada vez que el Mandatario no quiera que esté allí", dijo Short.

"Pero John Kelly no ha ofrecido su renuncia. John Kelly está haciendo un trabajo excelente", agregó.

Trump pareció simpatizar con Porter en una publicación en Twitter el sábado, un día después de destacar afirmaciones de su inocencia y desearle un gran futuro.

"Las vidas de las personas están siendo destrozadas y destruidas por una simple acusación (...) ¿Ya no existe el debido proceso?", escribió el Mandatario sin nombrar al ex funcionario.

Agencia Reforma

Foto: EFE