Unos mil estudiantes fueron evacuados ayer en un ‘mega’ simulacro de sismo de 7.2 grados organizado por la Unidad Municipal de Protección Civil.

Durante el traslado de los estudiantes hacia una zona segura, quedó de manifiesto que la falta de salidas de emergencia en las cuatro instituciones participantes complicó la salida de alumnos y profesores en un tiempo menor a un minuto y medio.

En la evacuación participaron alumnos de la primaria Francisco Hernández y Hernández (Cantonal), así como de los jardines de niños Carlos A. Carrillo, Carlos Pellicer y Antonio Arenas.

Jesús Ávalos Ibarra, titular de la Unidad Municipal de Protección Civil, informó que los tiempos de evacuación fueron de un minuto con 47 segundos en el caso de la primaria Cantonal y el jardín Carlos Pellicer, así como de cuatro minutos con ocho segundos para los jardines Antonio Arenas y Carlos A. Carrillo.

El funcionario expresó que aunque son tiempos permisibles lo ideal es ir reduciendo los tiempos de respuesta al abandonar el edificio.

En el caso de la escuela Cantonal, las brigadas internas de rescate se encuentran conformadas por profesores y padres de familia, por lo que se apreció una mejor coordinación al momento de abandonar los salones de clases.

La directora de la institución, Minerva Flores Hernández, recalcó que tan pronto termine la construcción de un aula en esta escuela, lo más preciso será colocar una ruta de evacuación toda vez que carecen de la misma.

“Me preocupa mucho que no tenemos una ruta de evacuación. Nadamás tenemos una salida; se ha hecho mucho énfasis ante el INAH y Protección Civil para que nos hagan una salida de emergencia, porque la única puerta no abastece”, comentó la directora.

Ayer, expresó la directiva, se pudo notar cómo se complica la salida de alumnos sin tomar en cuenta el factor sorpresa, por lo que esperan más adelante tener ‘luz verde’ para la obra.


II Noé Carrillo M.

El Mundo de Córdoba