II VALENTINA MONTALVO

EL MUNDO DE CÓRDOBA


Más de 400 católicos del país celebrarán durante la semana el trigésimo octavo encuentro nacional de la Pastoral Penitenciaria. Por primera vez la Diócesis de Córdoba recibió en Emaús a estos grupos que tienen como misión evangelizar y colaborar con los reos de los penales del país.

Desde ayer por la mañana, cientos de creyentes arribaron a Emaús para compartir y nutrir sus experiencias en la labor altruista que realizan diariamente, en este evento que dirige el sacerdote Francisco Javier Serrano Vera, de la cuasi parroquia de la Sagrada Familia de San José de Tapia, los asistentes abordarán temas enfocados al Jubileo de la Misericordia, como ‘La palabra de la misericordia’, ‘Obras de misericordia desde la cárcel’, ‘Dios del amor en mi persona como interno’.

“El objetivo es que los agentes de Pastoral Penitenciaria que prestamos servicio en las cárceles del país, nos fortalezcamos y retroalimentemos en nuestra fe y vida espiritual y podamos realizar mejor nuestro servicio en las cárceles, porque nuestro mensaje es la misericordia de Dios, que Dios es un Dios de amor, de perdón, de bondad que a nadie rechaza ni excluye”, dijo el sacerdote, mientras decenas de personas arribaban al inmueble ubicado a un costado de la vía del ferrocarril en la colonia Pueblo Quieto.

A esta concentración que inició ayer y finalizará el próximo viernes, arribaron representantes de los 31 estados y la capital del país, entre ellos de la Pastoral Penitenciaria de Ciudad Obregón, Sonora, quienes afirman que este encuentro anual fortalece la misión de cada grupo para contribuir con la evangelización de los reclusos, pero también con el enriquecimiento personal de cada uno al conocer los testimonios de los reclusos que han cambiado su “forma de pensar” y vivir a través de la Palabra de Dios.

“Tratamos de capacitarnos para ser mejores agentes, ya que tenemos un papel de suma importancia al poner a Cristo en las vidas de nuestros hermanos que están recluidos, estas actividades fortalecen nuestra labor”, confirmó el sonorense Efraín Acosta Flores, quien redactó el libro ‘La Presencia de Cristo y Maria en las Cárceles’, en el que relata testimonios de los que purgan una pena dentro de los Ceresos.