II Pedro Solís Ruiz

EL MUNDO DE CÓRDOBA


El número de personas que padecen de sus facultades mentales en situación de calle se ha incrementado, tan solo en este mes la Policía Estatal ha entregado a cuatro, y en lo que va del año a 16 personas de la tercera edad que los han encontrado deambulando por las calles sin ninguna compañía, incluso con el cuerpo semidesnudo.

El procurador del DIF municipal, Alan Jesús Campos López señaló que esta situación es derivada de que las familias o personas responsables de ellos son omisos en su cuidado y no les proporcionan el tratamiento adecuado, ya sea médico psicológico y psiquiátrico en su mayoría por falta de recursos, lo que ocasiona que las personas escapen de su domicilio y puedan sufrir un percance o accidente.

“Actualmente hemos tenido un incremento en las personas que padecen de sus facultades mentales, son personas que estan deambulando y la Policía Estatal que anda dando rondines los encuentra o algún vecino nos lo canaliza con nosotros, aquí les brindamos todo el apoyo requerido, precisamente el domingo fuimos al municipio de Yanga a entregar a una persona que nos la trajeron por estar en la calle”, manifestó.

El funcionario municipal detalló que existen dos casos en los que las personas que han llegado al DIF no encuentran a sus familiares, por lo que son canalizadas a un centro de asistencia social en Veracruz donde se les otorga toda la atención necesaria, mientras que en los demás casos se entregan a sus familiares y tienen que firmar la carta de primer aviso exhortándolos a que no lo hagan de nuevo.

En caso de que por segunda ocasión se encuentra la persona enferma de sus facultades mentales deambulando, el DIF municipal procederá a poner una denuncia en la fiscalía regional y se les fincará responsabilidad a los familiares, mientras que la personas que padece de sus facultades es evaluada, y dependiendo de su condición, será trasladada con algún familiar o resguardada por el DIF.